Un nuevo integrante en el hogar (Parte II) – Los Recursos Felinos

Toda persona a quien le haya alguna vez contestado una duda acerca de problemas en gatos, me ha leído al menos en más de una ocasión hablar sobre los “Recursos Felinos”.

¿QUÉ SON LOS “RECURSOS FELINOS”?

Los recursos felinos los considero como todos aquellos elementos los cuales, desde el punto de vista de un gato, son necesarios para su correcta relación tanto con su medio ambiente inmediato como también que afecten en su relación con otras identidades, incluyendo otros gatos de o fuera de, su grupo social.

¿CUÁLES SON LOS “RECURSOS FELINOS”?

Dado lo anterior, los recursos felinos comunes son (no en su totalidad ni en orden específico):

– Comederos
– Bebederos
– Cajas de Arena
– Sitios de Vigilancia
– Sitios de Seguridad
– Enriquecimiento Ambiental
– Atención humana.

¿DE QUÉ SE TRATA EL MANEJO DE LOS RECURSOS FELINOS?

En los recursos felinos hay dos cosas a tener siempre en consideración: Cantidad del recurso y Acceso al recurso por parte de un gato en particular. El acceso al recurso merece una mención en especial debido a que, en algunas ocasiones, existe el recurso y está este dentro del “inventario” del hogar, sin embargo está ubicado en un sector inalcanzable o poco cómodo para el gato bajo diversas circunstancias, por ende, estamos entrando en un déficit de este recurso no en número sino en acceso a éste.

¿PARA QUÉ SIRVE EL MANEJO DE LOS RECURSOS FELINOS?

En pocas palabras, para evitar, dentro de lo posible, un conflicto social en un conjunto de gatos, y además para garantizar un ambiente adecuado en el hogar (Bienestar Animal) para cada uno de ellos.

DETALLE DE LOS RECURSOS FELINOS

Comederos: Lo ideal en este aspecto es, en cantidad, 1 comedero por cada gato del hogar. (Hay gatos que pueden perfectamente cohabitar de tal forma que pueden compartir comederos, sin embargo, desde el punto de vista de los recursos felinos, siempres es aconsejable tener, al menos, uno para cada uno. La disponibilidad del alimento sugiero manejarla en raciones, esto nos ayudará de mejor manera a utilizar su propio alimento para reforzar conductas bien apreciadas de nuestro gato via “Premios”, sin salirnos ni sobredimensionar su propia dieta.

Bebederos: Lo ideal en gatos es tener fuentes de agua en movimiento, el agua estancada es poco admirada por el gato. Aunque de todas formas es bueno tener, al menos, igual que en el caso anterior, un bebedero por cada gato.

Cajas de Arena: En este punto hay varias cifras sugeridas que van desde 1 caja +1 por cada gato. (es decir, si hay 3 gatos, tener 4 cajas) hasta la cifra de 1,5 cajas por cada gato (es decir, ante esos 3 gatos, tener 5 cajas). Pueden estar distribuidas en diversos lugares si hay espacio disponible. Los sitios más idóneos para ubicar las cajas de arena son sitios tranquilos, de poco tránsito y con bajos niveles de ruido. El gato al ocupar su caja de arena está en una situación (desde el punto de vista “seguridad”) muy precaria, por ende es necesario siempre que la caja de arena se coloque en un lugar en donde el gato no se sienta amenazado por presencia o ruidos inesperados.

Sitios de Vigilancia: Esto se refiere a aquellos lugares, preferentemente en elevación, desde donde los cuales el gato puede vigilar su medio ambiente sin sentirse directamente amenazado. Esto puede incluir desde muebles o librerías en altura, plataformas para gatos, vigas del techo, etc etc etc. El tener un “aparente” dominio de su medio inmediato, favorecerá a que el gato se sienta menos amenazado y disminuirá los niveles de estrés.

Sitios de Seguridad: De forma similar a lo anterior, los sitios de seguridad corresponden a escondites o fuertes (fortalezas) felinos (los cuales pueden ser tan sencillos y económicos como una caja de cartón), hacia los cuales el gato puede huir o refugiarse en caso de sentirse amenazado, bien sea por ruidos, humanos u otros gatos de un grupo social propio o ajeno. Esto es importante dado que disminuirá la ocurrencia o probabilidad de peleas, en caso de coexistir con otros gatos; o bien le ayudará al gato a controlar de mejor manera su entorno y también disminuir sus niveles de estrés.

Enriquecimiento Ambiental: En este aspecto tenemos muchos artefactos, condiciones, juguetes y elementos que pueden incentivar a nuestro gato a relacionarse mejor, divertirse y ser feliz en un ambiente controlado y seguro. El enriquecimiento ambiental en gatos puede incluir todo, desde el uso o no de CATNIP, juegos como “Cañas para gatos”, Plataformas, Rascadores, Fuentes de agua en movimiento, y un muy largo y extenso “etcétera”. Siempre consulten con alguien especialista (o un Médico Veterinario) acerca de qué elementos pueden ser incorporados de forma segura al enriquecimiento ambiental de su gato.

Atención Humana: Dado que los gatos nos ven en un estado intermedio entre “Gatitos” y “Gatos adultos gigantes y raros”, los seres humanos pasan también a ser un elemento de recurso para algunos gatos. En ciertas ocasiones hay gatos de una personalidad muy dependiente de seres humanos y cariño o para marcaje facial, por lo cual somos “de su propiedad”, desde el punto de vista del gato (o de la realidad, objetivamente hablando) y por ende nuestra atención puede tener un efecto importante en la capacidad del gato de relacionarse de manera adecuada con su entorno.

 

Luis Abelardo Peña Ubiergo
Médico Veterinario
Terapeuta Flores de Bach
Flores de Bach “Gobolino”.